La ponencia de valores es un documento elaborado por la Dirección General del Catastro que recoge los criterios, módulos de valoración y demás elementos precisos para llevar a cabo la determinación del valor catastral. Dicho de otro modo, regula los criterios por los que se valorará el suelo y las construcciones en un determinado territorio.

Las ponencias de valores se elaboran junto con los procedimientos de valoración colectiva (anteriormente llamados revisiones catastrales) y son un reflejo del
valor de mercado en ese momento concreto, permitiendo conocer la forma que utiliza Catastro para valorar los inmuebles de ese municipio.

Su elaboración es compleja, por lo que lo habitual es que transcurran bastantes años antes de que se lleve a cabo la actualización de un municipio. Así, podemos encontrarnos actualmente con ponencias de valores de los años 80, lo que hace que su contenido pueda estar ligeramente desajustado respecto al valor de mercado.

Son elaboradas por los servicios territoriales de la Dirección General del Catastro y se someten a informe del Ayuntamiento interesado conforme a la establecido en la Ley 30/1992, trámite tras el cual se procede a su aprobación, quedando a disposición de los interesados en las Gerencias Regionales y Territoriales del Catastro.

Para la redacción de la ponencia de valor es necesario realizar un estudio del mercado inmobiliario en el que se recopilan tanto los datos económicos de la realidad inmobiliaria, como la elaboración de conclusiones que reflejen la situación del mercado inmobiliario en el ámbito de aplicación de la ponencia.

Según el tipo de bienes inmuebles afectados, las ponencias pueden ser de 3 tipos:

  • Totales: cuando se extiende a la totalidad de los bienes inmuebles de una misma clase
  • Parciales: cuando se realiza sobre los bienes de una misma clase en alguna o varias zonas, polígonos discontinuos o fincas
  • Especiales: cuando afectan exclusivamente a uno o varios grupos de bienes inmuebles de características especiales.

Para el cálculo del valor del suelo y las construcciones, se tiene en cuenta también el planeamiento urbanístico del municipio en cuestión, ya que en él se define la clasificación del suelo, usos posibles, edificabilidades o número de plantas permitidas, parcela y fachada mínima, entre otros.

Para conocer la incidencia de una ponencia de valores, atendemos a:

  • Delimitación del suelo urbano: Define el ámbito de aplicación de la ponencia.
  • Polígonos de valoración: Divisiones del suelo urbano en zonas homogéneas.
  • Zonas de valor: Zonas de un mismo valor del suelo.

Anualmente, sobre los meses de mayo o junio, la Dirección General del Catastro acostumbra a anunciar las nuevas ponencias de valores que entrarán en vigor en el año siguiente, dando de este modo al contribuyente un plazo para conocer su nueva situación catastral.

Es muy importante revisar detalladamente estas notificaciones para asegurarse de que el valor catastral actualizado es correcto, ya que es habitual que se produzcan errores de valoración. Si tiene cualquier consulta, no dude en contactar con nosotros y nuestros expertos en valoración catastral estarán encantados de ayudarle.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies