La descripción catastral de los bienes inmuebles comprenderá sus características físicas, económicas y jurídicas, entre las que se encontrarán la localización y la referencia catastral, la superficie, el uso o destino, la clase de cultivo o aprovechamiento, la calidad de las construcciones, la representación gráfica, el valor catastral y el titular catastral.

Pues bien, en las resoluciones de la Gerencia del Catastro que se notifican al contribuyente nos encontramos con que se trata de un acto plagado de expresiones, abreviaturas y signos que son incomprensibles para la generalidad de las personas.

Un ejemplo de ello es que cuando en la notificación se indica la valoración del suelo, en el apartado “Destino”, se incluyen unas siglas desconocidas y cuyo significado no está explicado en ningún momento.

A continuación adjuntamos un ejemplo de alguna de estas abreviaturas y de cómo se muestran en la notificación:

En este sentido, os mostramos un cuadro resumen en el que se indican los significados de dichas abreviaturas. Esto facilitará que los titulares de los inmuebles conozcan mejor cómo están valorados.

No obstante, todos estos conceptos son complejos de entender, con lo que te recomendamos que si tienes alguna duda te pongas en contacto con nosotros en el 986 29 26 26 para que te revisemos si lo dispuesto en la notificación o resolución se corresponde efectivamente con la realidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies